La Universidad de Bristol recibe una beca para desarrollar robots biodegradables

La Universidad de Bristol recibe una beca para desarrollar robots biodegradables

Puede que los últimos avances nos estén acercando peligrosamente al apocalipsis robótico, pero eso no significa que otra buena parte de la comunidad científica no esté trabajando duro para minimizar la cantidad de chatarra oxidada con posibilidades de rebelarse. En estas se encuentra Jonathan Rossiter, profesor del área de ingeniería y matemáticas de la Universidad de Bristol, que ha recibido una beca de investigación del Fondo Leverhulme valorada de unas 200.000 libras para desarrollar robots a partir de materiales que no sean tóxicos en los próximos dos años. La idea es que dichos robots sean construidos con materiales biodegradables que sean capaces de descomponerse (por supuesto, sin dañar el medio ambiente) y volver a la integrarse con la Madre Tierra una vez hayan finalizado su cometido, evitando así el esfuerzo extra de tener que desmantelar y tratar las piezas no reciclables de un robot convencional.

[Vía PhysOrg]

Engadget Español