Remedios caseros para aliviar un flemón

El flemón o absceso dental es un depósito de pus o material infectado, producido por una infección bacteriana, procedente de la raíz del diente o muela que se encuentre implicado.

Suele haber bacterias que entran hacia la raíz del diente, producido por una caries o por una enfermedad periodontal.

Remedios caseros para aliviar un flemonEntre los síntomas producidos por el flemón se encuentran:

-Dolor pulsátil, intenso y agudo,

-Hipersensibilidad al calor o al frío,

-Dolor en la masticación,

-Fiebre,

-Mal aliento,

-Sabor amargo en la boca,

-Inflamación de los ganglios y de la zona de la cara donde se halla el abceso.

Para aliviar los flemones, uno de los remedios caseros más conocidos es la cebolla, que posee características bactericidas; masticar cebolla cruda por tres minutos es suficiente para matar todos los gérmenes en la boca y colocar un pedazo pequeño de la cebolla en el  diente o encía que se encuentra mal, alivia el dolor.

El clavo también reduce el dolor y ayuda a disminuir la infección, debido a que posee características antisépticas. El aceite de clavo aplicado en un diente con caries, atenúa el dolor de muelas.

El propóleo desinflama, desinfecta y calma el dolor y la Equinácea ayuda a evitar que el flemón sufra una infección y la infusión de manzanilla con limón, tomada en ayunas o a la hora de ir a dormir, produce un efecto depurativo y ayuda a desinflamar el flemón.

El higo remojado en leche hirviendo y cuando se ablande partido a la mitad, aplicado en el interior de la boca, sobre el flemón, alivia el dolor de éste.

Si ves que la inflamación no remite, deberás de realizar un  tratamiento que  consiste en la administración bajo prescripción médica de antibióticos y antinflamatorios, junto con  enjuagues bucales de  agua tibia y sal y,  posteriormente,  ofrecer el tratamiento adecuado a la pieza dental dañada.

Fuente Imagen: aldana florencia/flickr

Cosas de Salud